Administración de combustible para vehículos de paseo

Un aspecto central de la administración de combustible es la filtración eficiente del combustible, necesaria para proteger el motor y sus componentes de contaminación y daños. En la medida en que los fabricantes cada vez más persiguen una estrategia de piezas idénticas o proyecto modular, el mismo motor está siendo más usado en más y más regiones del mundo. La calidad del combustible varía de la misma forma, a veces debido a la presencia de componentes biológicos. El contenido de agua desempeña un papel importante, así como también las partículas de suciedad. Sistemas de separación de agua pueden pavimentar el camino para la aplicación global de un motor, al mismo tiempo en que permiten el uso del biodiesel.

La línea de productos MAHLE para la administración de combustible incluye productos como filtros de combustible, sistemas de separación de agua, calentadores de combustible y canisters de carbón activado.

Módulos de filtro de combustible preparan eficientemente a los combustibles gasolina y diesel para el proceso de combustión. Para esto, ellos usan medios filtrantes con alta capacidad de separación y ofrecen un conjunto adicional de funciones. Así, la presión del combustible en los filtros a gasolina, por ejemplo, puede ser ajustada por un regulador de presión integrado al filtro.

Para motores diesel, la gama funcional de los módulos de filtro de combustible MAHLE puede ser significativamente más compleja. El combustible puede, por ejemplo, ser enfriado o calentado, o el contenido de agua presente en el combustible puede ser separado.

A fin de cumplir con los exigentes límites de emisiones, los modernos motores diesel típicamente usan sistemas de inyección common rail, que son extremadamente sensibles a partículas sólidas y al diesel con contenido de agua no disuelta. Como los motores mundiales son también utilizados en países con baja calidad del combustible y variadas mezclas de biodiesel, es necesario hacer una óptima separación de contaminantes y agua, incluso bajo estas condiciones.

Para esta finalidad, MAHLE desarrolló una solución con el módulo de prefiltro activo que, cuando es nuevo, consigue un nivel de separación de hasta el 98%.

Cada tanque de combustible tiene un tubo de ecualización de presión, que garantiza que no se desarrolla vacío en la medida en que el tanque se vacía, y que el calentamiento y la expansión del combustible no generen un exceso de presión en el tanque. Los vapores de combustible que escapan cuando al exceso de presión es aliviado se envían por medio de un tubo al canister de carbón activado, donde estos son capturados y almacenados y, durante la operación del motor, son quemados. Módulos de canister de carbón activados, por lo tanto, reducen confiablemente la emisión de hidrocarburos y contaminantes.

Los calentadores eléctricos MAHLE son utilizados en motores diesel y etanol para el arranque en frío y durante la operación en baja temperatura ambiente. En los motores diesel estos garantizan que el flujo de combustible se mantenga y eviten la floculación de los componentes del diesel, lo que podría llevar a la obstrucción del filtro. En motores a etanol, los calentadores MAHLE mejoran significativamente el crítico arranque en frío.