Investigación y desarrollo

El Centro Tecnológico instalado en Jundiaí se destaca en los resultados de Investigación y Desarrollo y en el enfoque en la sostenibilidad.

  

Debido a las inversiones de R$ 60 millones de reales, el Centro Tecnológico MAHLE, instalado en la ciudad de Jundiaí, en 2009, se destaca como un centro de innovación de la industria automotriz. La unidad brasileña trabaja con el desarrollo de todos los productos de la cartera global de MAHLE y es la responsable mundial por las líneas de anillos de pistón, camisas de cilindros y filtros para aplicaciones en los motores Flex-Fuel.

 

Su infraestructura para P&D está compuesta por 13 células dinamométricas , modernos equipos de caracterización de materiales y recubrimientos - incluyendo, microscopio electrónico de barrido - y varios equipos de prueba de componentes de motores de combustión interna. La unidad con 190 colaboradores, de los cuales 85 son ingenieros - siendo que muchos con títulos de maestría y doctorado - se ha desarrollado, durante los últimos tres años, 21 nuevos productos, y más de la mitad de ellos ya están generando nuevos negocios.

 

En los últimos cinco años, la unidad brasileña del Centro Tecnológico MAHLE presentó 27 solicitudes de patentes - siendo que 10 de ellas han sido en 2010 - demostrando con eso un posicionamiento estratégico de enfoque en innovación, como respuesta a la crisis del 2009. Aún en el 2010, 18 artículos fueron publicados en congresos y revistas internacionales en el sector automotriz.

 

El enfoque del Centro Tecnológico MAHLE es el desarrollo de componentes y soluciones tecnológicas para motores de combustión interna, con el fin de reducir la fricción, las emisiones y el consumo de combustible. Esos objetivos se logran con herramientas avanzadas de simulación y proyecto, y una estructura de punta para el desarrollo de nuevos materiales y procesos. Entre los primeros, se destacan: el desarrollo de proceso de plasma al vacío para la deposición de recubrimientos cerámicos resistentes al desgaste, recubrimientos de baja fricción nanoestructurados (nanotecnología), tratamientos de superficie a través de proceso con láser, materiales para cojinetes sin plomo y recubrimientos por proceso de proyección térmica.

 

P&D y Sostenibilidad

 

La preocupación con la sostenibilidad se ha registrado en el ADN de MAHLE. Desde su fundación, cuando el tema no había sido discutido en el mercado, la empresa mantenía acciones destinadas a preservar el medio ambiente. "Tanto la elección del sitio para la instalación del Centro Tecnológico MAHLE como el proyecto y la gestión operativa del edificio, dentro de un área de protección ambiental de 125 mil m², demuestran la preocupación de tener la sostenibilidad como uno de los pilares del desarrollo de productos que contribuyan a reducir las emisiones", dijo el Director Global de Tecnología de MAHLE, Ricardo Abreu.

De acuerdo con el ejecutivo, en los últimos años, varios productos que fueron desarrollados allí han sido premiados por el desempeño ambiental. Recibieron menciones de honor de la Asociación Brasileña de Ingeniería Automotriz, en el Premio AEA de Medio Ambiente en el 2010: el GNS-Flex, haciendo realidad los Motores Flex del futuro, así como el paquete de anillos para la reducción de CO2 en los vehículos livianos a diésel. En 2009, los Filtros Ecológicos también han sido galardonados con el caso de éxito en innovación de la Asociación Nacional de Investigación y Desarrollo de las Empresas Innovadoras.