50 años de experiencia con todos los tipos de motores eléctricos

La movilidad eléctrica es la clave para el transporte individual neutro en CO2 en el largo plazo. En esta área, MAHLE es, nuevamente, uno de los impulsores de la innovación. En MAHLE, se están abordando dos temas clave para, en el mediano plazo, mejorar el vehículo eléctrico de forma de hacerlo competitivo y atractivo para el consumidor final.

Administración térmica: Esto incluye tanto el aire acondicionado de la cabina, que influye directamente sobre la autonomía, como el control de temperatura de componentes sensibles como batería, motor de propulsión y electrónica de potencia. Cuando se trata de vehículos eléctricos, la optimización de corrientes calientes y frías es la base para la potencia, autonomía y vida útil. La administración térmica integrada e inteligente es, por lo tanto, un prerrequisito para establecer la movilidad eléctrica.

Tren de fuerza eléctrico y componentes eléctricos auxiliares: en el campo del tren de fuerza eléctrico y de componentes eléctricos auxiliares, MAHLE desarrolla sistemas de propulsión altamente eficientes, electrónica de potencia y componentes eléctricos auxiliares. Soluciones para cada tipo de vehículo: desde bicicletas y motos eléctricas y también máquinas a vehículos comerciales y de vehículos de paseo. MAHLE cubre, de esta manera, todo el espectro de la movilidad eléctrica.