Pistones forjados

Lo más avanzado en deportes motorizados se utiliza ahora en motores de producción en serie para altas cargas: el pistón forjado. Para la misma aleación, ellos tienen una microestructura más fina que los pistones fundidos. El proceso de producción resulta en una mayor resistencia. El resultado es que los pistones forjados pueden enfrentar incluso las altas cargas de los motores usados en las competencias, además de aquellos con potencia específica excepcionalmente alta. Actualmente ellos se están utilizando en vehículos deportivos de serie con potencia específica de más de 130 kW/L. Otra ventaja más de los pistones forjados es el potencial para producir paredes más finas, reduciendo de esta manera su peso.