Enfriadores del aire de admisión

Gracias a nuevas geometrías y mejoras en los procesos de fabricación, conseguimos mantener constante el peso del nuevo enfriador del aire de admisión accionado a aire para la Euro 6, a pesar de las mayores superficies de refrigeración y de la solidez y durabilidad de los componentes, que fue significativamente mejorada. Al mismo tiempo la densidad del rendimiento fue aumentada. Los enfriadores de aire de admisión también reducen la profundidad de instalación del módulo de refrigeración en 14 mm adicionales, optimizando así el flujo de aire por todo el sistema. Como resultado, la demanda de potencia para el ventilador puede reducirse sin comprometer el desempeño de la refrigeración. Por otra parte, nuevas medidas de proyecto deben acomodar las crecientes cargas térmicas y de presión a los cuales los enfriadores de aire de admisión están sujetos. Sistemas de refrigeración indirecta del aire de admisión usan enfriadores extremadamente compactos, que son enfriados por el refrigerante del circuito de refrigeración de baja temperatura.

Como el radiador de baja temperatura tiene una gran superficie frontal y es barrido por el flujo de aire frío, se pueden obtener temperaturas muy bajas para el aire de admisión. Debido a su mayor eficiencia (cuando se compara con un enfriador aire-aire), ellos pueden ser proyectados con dimensiones muy compactas y montados directamente en el motor. En condiciones de conducción transitorias, proporcionan una temperatura del aire de entrada mucho más estable y, así, ayudan a reducir el consumo de combustible.