Recirculación de los gases de escape (EGR)

La reducción de emisiones contaminantes – particularmente de las emisiones de óxido de nitrógeno en motores diesel – es una tarea importante dentro del proceso de desarrollo. Métodos internos al motor, tales como la recirculación de los gases de escape, buscan reducir las emisiones durante la combustión.

Un abordaje para cumplir con los nuevos límites de emisiones de NOx (óxidos de nitrógeno) es incorporar la recirculación de gases de escape (EGR) enfriados. Esto significa extraer una parte del flujo de escape principal entre la salida del motor y la entrada de la turbina, enfriándolo en un intercambiador de calor especial y colocándolo de vuelta a la admisión de aire al frente del enfriador del aire de admisión. La temperatura de combustión del motor es así reducida, reduciéndose también la formación de NOx. Nuestros enfriadores EGR ofrecen excepcional resistencia termomecánica, reducida tendencia de formación de hollín y notable desempeño específico. Gracias al uso de tubos de alto desempeño, se pueden obtener temperaturas EGR extremadamente estables y, así, mejor control EGR.