Yendo más allá de los estándares – calidad hecha por MAHLE

"La buena calidad es de importancia esencial. ¡Hay siempre espacio para mejorar!"

Este posicionamiento del fundador de la compañía, Ernst Mahle, aún hoy nos sirve como modelo.

Para nuestros clientes, calidad significa un montaje sin fallas, consumidores finales satisfechos, ningún recall de producto y, así, una marca fuerte. Para MAHLE, calidad es un factor importante para su éxito global. En todos los procesos de negocios la gestión de la calidad es completamente integrada. Hemos desarrollado un estándar interno para todo el Grupo relacionado a la planificación y control de la calidad.

Desarrollo del producto

A fin de asegurar una producción en serie sin problemas, la planificación de la calidad realizada durante el desarrollo del producto y el lanzamiento de la producción en serie tienen que ser altamente eficaces. En este sentido MAHLE recurrentemente lo pone a prueba y define estándares cada vez más eficaces.

Producción

La métrica estándar para la calidad del producto es la cantidad de piezas defectuosas. Así, trabajamos continuamente para monitorear el proceso de producción de forma cada vez más diligente y estamos optimizando el flujo de información de datos.

Proceso global de solución de problemas

Si hay defectos, la rápida solución del problema es de extrema importancia. Así, defectos recurrentes deben ser prevenidos. En MAHLE, el feedback del cliente entra en un proceso estandarizado en el ámbito del Grupo. Las lecciones aprendidas a partir de todas nuestras localidades de producción son usadas para, continuamente, mejorar el proceso.